HOY ES SIEMPRE

Incluso podría decir, ahora es siempre, porque hoy es demasiado largo y contiene futuro y pasado.

Siempre es ahora, podemos tener una idea de nuestro futuro inmediato e incluso a largo plazo, un esbozo de lo que nos gustaría que fuese, un objetivo por el cual vamos trabajando, ahora, a pesar de que pueda cambiar el rumbo, pero nunca un plan. “La vida es todo aquello que nos sucede sin haberlo planeado”, así es, no importa tu condición social, edad, sexo, ni siquiera importa donde hayas nacido para que, de repente, en cuestión de segundos, tu vida cambie y de un giro vertiginoso, para bien o para peor.

Una mañana te levantas y de manera mecánica comienzas a hacer lo de siempre, vas al baño, te duchas, te lavas los dientes, desayunas, te vistes, siempre, o casi siempre, en el mismo orden, ni siquiera prestamos atención a esos momentos tan cotidianos y repetidos. Te vas a trabajar, hacer tus recados, a dar un paseo, tomar unas cervezas y, zas, de repente una mirada de un desconocido, se acerca y termina siendo el hombre con el que vas a pasar un tiempo de tu vida o incluso el resto de ella. Conoces a tu futuro jefe y te hace la oferta del año, miras la primitiva y ¡toma! te ha tocado, o por lo contrario recibes una llamada, un ser querido ha fallecido sin previo aviso, ni despedidas, ni últimos abrazos…

Y todo en un segundo, con una mirada, una coincidencia, una llamada, un paso mal o bien dado, quién sabe. Por eso ahora es siempre, porque no sabemos que va a suceder dentro de cinco minutos, ¿para qué hacer planes? es absurdo. 

Me encuentro con una amiga, esta pletórica y reluciente, enamorada, entusiasmada, ¡Me casooo! – vaya, que sorpresa, me alegro, enhorabuena y, ¿cuándo?. – Tenemos fecha para junio del 2015. Jajajajajja, nunca lo he entendido, se ha programado de tal manera que ya sabe lo que hará, como, donde, y con quien, dentro de más de un año. Espero que el destino esté de su parte. Tal vez dentro de un año y medio hasta el hombre de su vida, ya no sea tan de su vida, ni ella la mujer que deseaba.

No sé que voy a hacer mañana, si, bueno, tengo agenda y algo programado, pero ¿quién me dice a mi que no sucederá algún imprevisto que me haga cambiar el ritmo del día?

Hoy es siempre, ahora es siempre y lo único real, importante, así que presta atención a lo que haces en cada momento, siente cada mañana como te cae el agua mientras te duchas, saborea cada uno de tus desayunos como si fuera el único y así con cada paso que des, atento al presente, cuando hagas algo, da igual qué, céntrate en ese momento, no solo lo disfrutarás más, sino que además, no pensaras en otras cosas que, para qué?, si ahora es siempre y mañana, mañana no se sabe… eso si, está permitido soñar, pero sueña ahora, tal vez mañana no tengas tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s